top of page
Buscar
  • Foto del escritorTepeservi

Problemas del césped natural con exceso de agua

Cuando nos encontramos con periodos de mucha lluvia y el terreno se satura de agua, puede que el césped se vuelva de un color más amarillo, esa cantidad ingente de agua provoca una saturación de la tierra y con ello posibles daños como:


- Enfermedades y hongos: Cuando el agua es excesiva puede que las raíces empiecen a pudrirse y con ello generar un ambiente perfecto para la proliferación de hongos y enfermedades en el césped.


- Poca profundidad de las raíces: Cuando existe demasiada agua en el terreno hace que haya menos cantidad de aire, lo que impide que las raíces crezcan de manera adecuada. La planta creará sus raíces en una zona poco profunda de la tierra y estos problemas repercutirán a lo largo de la vida de la misma.


- Aumento de malas hierbas: Cuando el agua aumenta también se vuelve más probable la aparición de malas hierbas e insectos.


Todos estos problemas se pueden evitar realizando buenos tratamientos de abonado y fertilizando de la tierra. Cuando tenemos un césped sano evitaremos que ante inclemencias meteorológicas puedan aparecer problemas de una manera fácil.

Es importante usar abonos de liberación controlada para evitar la lixiviación por exceso de agua.

Campo de césped natural después de llover
Césped después de lluvias - Tepeservi

Después de una época de lluvia, hay que tener muy claro que altura de siega vamos a realizar, lo ideal es usar la regla de 1/3, lo que hace esta regla es decirnos que lo ideal es segar máximo un tercio de la longitud de la planta para que esta se mantenga sana, y así progresivamente hasta que tengamos la altura que queremos adquirir, no podemos cortar de golpe todo lo que nos gustaría, ya que le provocaremos estrés a la planta. Si cortamos mucho de una sola vez, nos vamos a encontrar con un césped amarillo y áspero y con mayor probabilidad aparición de malas hierbas.


Debemos realizar un corte que proteja la tierra y que sea capaz de hacer que el césped siga creciendo fuerte y sano.


La época de lluvias es el momento perfecto para abonar y prolongar así la vida de las plantas aportando nutrientes a la misma. El agua ayuda a que se diluya el producto de forma homogénea y así la planta pueda absorberlo de una manera más fácil.


Campo de césped natural después de llover
Césped después de lluvias - Tepeservi


43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page